Lucía Muñoz: verso, pasión…, poesía hecha mujer

El verso encandilado, fresco y original de la poetisa bayamesa Lucía Muñoz Cedeño le merecieron a fines del 2015 una mención extraordinaria en el Concurso Mundial de Poesía Nósside, auspiciado por el Directorio Mundial de la UNESCO para la Poesía.

Mailenys Oliva Ferrales

Fotos: cortesía de la entrevistada

LUCÍA3La han bautizado como “la novia de Bayamo” y al acudir a su encuentro se entiende de inmediato el por qué. Y es que aunque hable en prosa cada oración salida del diálogo con Lucía Muñoz Cedeño parece verso, poesía encandilada.

Tataranieta del excelso músico bayamés Manuel Muñoz Cedeño, merecedora de múltiples premios nacionales e internacionales y autora de más de una veintena de libros, esta poetiza de más de seis décadas de existencia, logra aún en armonía perfecta con el sonido de fondo de los pregoneros, de los coches al pasar y de los pájaros silvestres que han anidado en la frondosa mata de mango de su terraza, mantener un verbo encendido, fresco y único.

Tomando como pretexto su más reciente galardón, la mención extraordinaria en el Concurso Mundial de Poesía Nósside 2015, auspiciado por el Directorio Mundial de la UNESCO para la Poesía, Radio Bayamo Digital se acerca a esta mujer imprescindible de la literatura contemporánea granmense, quien comparte desde la intimidad de su morada, un lugar repleto de su sello personal y creativo, algunas pinceladas y reflexiones sobre su vida y fecunda obra literaria.

“Este es el único concurso de poesía mundial donde pueden participar poetas de todo el orbe con una poesía inédita. Yo lo hice con el poema “Quisiera oler a humo”, el cual hace referencia a la Odisea y a la vez establece un paralelo entre mi vida y la vida de Penélope, Odiseo y mi familia.

“La poesía es muy difícil de explicar, porque no puedes decir el poema surge por esto. Tampoco puedes saber a ciencia cierta lo que va a interpretar el lector, y la riqueza de la obra radica precisamente en esas lecturas multifacéticas. A pesar de eso, puedo decirte que el poema es quizás el sentimiento de soledad de una mujer, que pueda ser yo o cualquier otra.

“Lo escribí en una etapa muy difícil para mí, porque fue la primera separación física de Luis Carlos después de estar casados 27 años, debido a que él tuvo que ir a cumplir una misión en Venezuela”.

Con más de tres décadas dedicadas en parte a la prosa, pero esencialmente a la poesía, ¿de qué herramientas se apropia para mantener esa riqueza y novedad que siempre se aprecian en su obra literaria?

“Yo creo que eso lo da el vivir, el observar y la autenticidad de lo que tú haces; porque hay personas que hacen un poema o escriben una canción y se publica o se graba, pero lo importante no es el hecho de la publicación o la grabación, sino lograr que en la medida que pase el tiempo te superes a ti mismo. Eso para mí ha sido una norma.

“Por ejemplo llevo casi ocho años trabajando un libro de poesías y tengo más de 70 páginas de poesías inéditas, algunas de ellas las he extraído para algunas antologías, pero no he dado por terminado el libro, porque siento que todavía no es el momento, y cuando me siento así me distancio de la literatura y me dedico a leer, a tejer, a sembrar mis matas, a cuidar mis perros… a pasear.

En esos momentos es mejor dejar reposar el trabajo…

“Es que llega el momento en que uno no ve los problemas que tiene el libro y entonces es mejor, sí, dejarlo reposar. Además, yo nunca he tenido ansiedad ni por publicar, ni por premios. De hecho hacía mucho tiempo que no concursaba, porque también es muy difícil imprimir, conseguir el papel, el sobre para enviar el libro y es un proceso agónico. Pero lo importante es que el libro está y cuando haya una oportunidad para él, es solo sacarlo de la PC e imprimirlo”.

Es usted una de esas creadoras que con una obra tan excelsa no ha decido emigrar a la capital del país en busca de reconocimiento, sino que prefiere mantenerse en su Bayamo natal, ¿existe un por qué?

“Eso lo decidí hace muchos años desde 1980 cuando me gradué de Letras en la Universidad de Santiago de Cuba, para ese entonces tuve la oportunidad de irme para La Habana porque allí tenía trabajo y casa, pero preferí quedarme cerca de mis padres.

“También en esa etapa me dieron un sabio consejo de que yo lo que necesitaba era tiempo y talento para escribir. Y después me puse a pensar que si todo el mundo se va de los lugares en busca del triunfo, cuándo esos lugares van a avanzar.

“Y a veces las personas se van para supuestamente prosperar y tampoco lo consiguen; y uno tiene que saber lo que le gusta, en qué es hábil o para qué tiene gracia y a eso dedicarle todo el esfuerzo, no importa dónde estés, y en Bayamo yo he sido muy feliz.

Lucía y otra de sus pasiones“Toda mi vida la he hecho en esta casa. Llevo 60 años viviendo en esta esquina y no vendo ni permuto mi casa, y no porque tenga apego a las paredes, sino por el aire, la luz, las plantas de mi casa. Porque aquí donde estamos sentadas escribí mis primeros versos, un lugar que antes de ser sala era un jardín donde mi madre tenía sembradas rosas y todos los días venían mariposas grandes negras y amarillas. Una mañana apareció una muerta y yo pensé que esa era mi mariposa. Ese suceso me dio un dolor tan grande que escribí mi primer poema. Tenía entonces siete años.

“Recuerdo que cuando mi madre se percató de que yo dejaba de jugar para estar sentada sobre la cama escribiendo, me llevó a la librería, me compró una libreta, lápices, sacapuntas y me regaló su mesita de noche que aún conservo como un símbolo”.

Bendecida con el amor y el apoyo de sus padres y familia, ¿qué ha significado para Lucía Muñoz en el plano profesional compartir más de la mitad de su vida junto a un escritor como Luis Carlos Suárez?

“Ha sido una suerte. Conocí a Luis Carlos en 1975 cuando entramos a la universidad.  Fuimos amigos incondicionales durante nueve años antes de que me declarara su amor y decidiéramos probar ser novios para ver si funcionaba. Ya llevamos 30 años probando.

“Luis Carlos ha sido para mi profesión un gran aliado aunque muy crítico. Siempre que termino un libro se lo doy a leer y él me hace anotaciones sobre lo que considera y luego las discutimos, lo mismo hago yo con sus obras”.

¿Qué hacen única en la poesía a Lucía Muñoz del resto de los bardos granmenses y cubanos?

“Eso es muy difícil de contestar, pero si algo pudiera distinguir mi poesía es que yo no hago nada que no sienta. Para escribir tengo primero que motivarme, que alegrarme, que llorar,… ¡que sentir!, porque para mí la poesía es sobre todo eso: sentimiento, no una ensarta de imágenes que la gente al final no entiende lo que se está diciendo, o un propósito, o algo forzado; yo no puedo escribir así, nunca lo he podido hacer.

“Para mí la poesía nace, y no sé si es inspiración, iluminación o comunicación, realmente no sé, ni quiero saber, pero cuando llega agarro rápido un papel y escribo y escribo, pues si no lo escribo en ese momento se me olvida y más nunca vuelve.

“A veces en un año escribo un solo poema y hay años en los que no he podido escribir  ni una sola línea. En 1991 murió mi madre y hasta el 93´no pude volver a escribir. Después el primer texto fue el libro de poemas en prosa “El llanto de Dios”.

Además de escribir una de sus pasiones es la promoción de la lectura, ¿existe algún proyecto de Lucía en este sentido?

“Hace un tiempo atrás tuve en el centro cultural Guajiro Natural, de Bayamo, un taller literario llamado “Un café con Lucía”, un espacio que mantuve durante tres años con mucho interés, pero que lamentablemente la dirección del Centro del Libro cerró y no por falta de público.

“Ahora tengo un proyecto que es convertir el garaje de mi casa en una librería, un espacio para hablar de literatura, no para beber; un lugar donde podamos vender e intercambiar libros, un sitio que motive a la lectura. Y ya de antemano hay algunos escritores y amigos que se han sumado a la idea.

A su entender ¿cómo transita la poesía en la Isla?

Lucía4“Cuba es una Isla de poetas. Hoy tenemos magníficos poetas, algunos con una obra consolidada, otros en desarrollo y un tercer grupo incipiente. Lo más importante es la diversidad porque es lo que enriquece al género, pero algo que creo que nos está haciendo daño es estar diciendo que la gente no lee poesía, y yo digo: las personas sí leen poesía, lo que quizás no todos los tipos que existen.

“Decir que las editoriales no publicarán más poesía es un error, hay que publicar poesía, pero la buena poesía, y para ello es necesario una mayor promoción de los poetas, porque también estamos pagando muy caro el hecho de haber sido demasiado generosos con algunos autores de libros endebles, cuyos textos languidecen en las librarías, porque el lector de poesía en cuanto abre un libro enseguida reconoce y elige, y solo después es que compra.

“Y es cierto que cuando los escritores comenzamos a escribir queremos ver nuestra obra publicada, pero hay que dejar madurar los textos, porque un escritor no se hace en días, a veces ni en uno o dos años, porque esta es una profesión de aprendizaje perenne”.

Textos como “Calle arriba bajo la lluvia” (1982), “Amarte sin saber el día” (1984), “Sobre hojas que nadie ve” (1994), “Los más bellos bisontes de la tierra”, “Los cuentos de la tía Altica” (2000), “Mágico acertijo” (2000, “El llanto de Dios” (2005), “Una mujer puede andar” (2006) y Amargo ejercicio (2008), entre otros que engrosan su amplia y rica trayectoria le merecieron en el pasado 2015 el Premio José Joaquín Palma al mérito literario, ¿es esa la cúspide de su carrera?

“Mira mis lectores saben cuándo el poema es mío, y eso me satisface porque nunca he ido tras ninguna moda. Ese reconocimiento es resultado de mucho sacrificio como el de sentarme a escribir después de acostar a mis hijos, porque no todo ha sido fácil, también he pasado por momentos desagradables en el ejercicio de mi profesión, situaciones que me han hecho sufrir, pero que a la vez me han dado fuerza para levantarme.

“No obstante, en la literatura se aprende todos los días y acepté ese premio porque mis colegas consideraron que lo merecía, pero no porque yo me lo crea. A mí me falta todavía mucho por aprender, por crear, por decir,… por vivir”.

Acerca de cmkx1938
Emisora provincial de Granma, Cuba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Universal de Cuba

En la red desde el 1ro de diciembre de 2003

Homo Universalis

Solo un Blog.

Siendo Cubano

Cuba, ¿qué sería de ti, si hubiéramos dejado morir a tu Apóstol?

Multiversal

un blog de Pablo Giordano

lizzzbell.wordpress.com/

Sitio cultural y artístico

Acercando la Historia a sus protagonistas

Acercando la Historia a sus protagoniasta

ZONA de STRIKE

AQUÍ SOLO HABLAMOS DE BÉISBOL

Oasis de isa

Una pinareña que cronica la realidad de su tierra

La Joven Cuba

Un blog de jóvenes universitarios que opinan sobre la realidad cubana

La Polémica Digital

Espacio para debatir sobre Cuba

Así es Cuba

Verdad, solidaridad y heroísmo

Pro-sesos

EIS - PUCESA

QuéLeer

Literatura para no literatos

A %d blogueros les gusta esto: