Constancia y profesionalidad, ingredientes indispensables en la Salud Pública cubana

Inmerso en una segunda etapa de transformaciones que involucra la reorganización y estructuración de sus servicios, el sistema de salud pública en Cuba, tiene el reto de ser cada jornada más eficaz. Precisamente sobre cómo se han implementado estos cambios en Granma explica a Radio Bayamo Digital el Doctor Gilberto M. Peña, director en funciones del Sectorial Provincial de Salud en el territorio.

Mailenys Oliva Ferrales

Medicina2Calidad, eficiencia, rigor y optimización de los recursos humanos y tecnológicos fueron algunas de las premisas que rigieron en toda Cuba el profundo y complejo proceso de transformaciones llevado a cabo en el sector de la salud a partir del año 2010.

Cuatro año después de esta primera etapa e inmerso en un segundo período que involucra la reorganización y estructuración de sus servicios, el sistema de salud pública continúa enfrascado en brindar una asistencia médica de excelencia. Sin embargo, dudas e insatisfacciones aún persisten en el criterio de la población respecto a estos cambios.

De ellos, uno de los más sensibles ha sido el vinculado con la Atención Primaria de Salud (APS), donde radican los servicios de atención inmediata a los pacientes. Sobre cómo se ha trabajado en este programa en la provincia de Granma, el impacto del mismo en sus habitantes, sus luces, sombras y alternativas explica a Radio Bayamo Digital el Doctor Gilberto Manuel Peña, director en funciones del Sectorial Provincial de Salud en el territorio.

Doctor Peña, teniendo en cuenta que la mayor porción territorial de la provincia es montañosa, ¿qué prioridades ha recibido el Plan Turquino en la APS durante este segundo proceso de reorganización de los servicios médicos?

“En Granma existen 7 municipios que tienen consultorios pertenecientes al Plan Turquino (Pilón, Media Luna, Campechuela, Bartolomé Masó, Buey Arriba, Guisa y Jiguaní) y todos tienen una atención priorizada, pues el cien por ciento de estos consultorios están cubiertos con el equipo básico de salud (médico y enfermera) y cuentan con la garantía en la permanencia de este equipo.

“También se han favorecido las condiciones estructurales de estas instalaciones y de vida de los médicos con el apoyo de los presidentes de los Consejos Populares de esas comunidades, lo que ha permitido mejorar considerablemente la atención a los pacientes”.

¿Estas mejoras al mobiliario fueron extensivas también al resto de los consultorios médicos de otras zonas rurales y urbanas del territorio?

“Aunque en los dos últimos años se ha intensificado las labores constructivas destinadas a mejorar la infraestructura y el fondo habitacional de los consultorios médicos aún tenemos una deuda acumulada en el tema de mantenimiento a estas instituciones.

“El promedio de rehabilitación es de apenas 6 ó 8 consultorios anualmente en cada municipio pues el plan no permite ampliar estas acciones. Pero hay que señalar varias acciones que se pueden resolver en la propia comunidad con el concurso de sus habitantes. Por ejemplo había consultorios del Plan Turquino que no tenían los bancos de espera en un sitio donde es fácil adquirir la madera y con el apoyo de los vecinos se ha logrado resolver pequeños detalles como una persiana o una puerta que en algún momento se habían convertido en problemas o limitantes para que el médico desarrollara con mayor efectividad su trabajo.

“Se trata también de buscar alternativas como fusionar en un solo consultorio dos que estén en mal estado y destinar de forma temporal todos los recursos a este consultorio. Claro, todo tiene que ser balanceado, aunque se quisiera hay que destinar una parte importante del presupuesto a otras instituciones de salud con un mayor grado de complejidad como los hospitales provinciales y pediátricos”.

Aun cuando se ha tratado de propiciar las condiciones indispensables para ofrecer un servicio de calidad en los consultorios médicos continúa siendo una preocupación de la población granmense la permanencia y estabilidad de estos profesionales en el área de salud que les asignan. ¿Cuáles son las proyecciones de trabajo del sectorial provincial respecto a estas inquietudes?

“Los médicos cuando se gradúan tienen el compromiso de hacer su servicio social durante un período de uno, dos o tres años en un área determinada y en dependencia de las necesidades de ese territorio, con lo cual se garantiza una gran estabilidad, pero también como parte de su proceso de formación de post-graduados ellos inician su especialidad de Médicos Generales Integrales (MGI) y deben rotar por los hospitales, situación que en ocasiones afecta de manera intermitente el trabajo en los consultorios de ese profesional en específico.

“Ah, lo que sí no debe ocurrir es que no exista un médico en el consultorio. Siempre se debe garantizar al suplente que cubra su actividad. Incluso si por determinada situación el especialista no pudiera acudir, uno de los médicos en funciones administrativos debe asumir el consultorio en aras de que no haya vacíos”.

Como parte de este proceso de reorganización se cerraron varios consultorios médicos quedando definidos en la provincia 893. ¿Cuáles fueron las causas de estos cierres y qué beneficios traerá a la población la compactación de los servicios de salud?

“La reorganización y compactación de los servicios en una sola unidad se hace fundamentalmente a fin de lograr mayor eficiencia de nuestros recursos humanos. Está en función también de la economía del país y de tener una mayor cobertura para la asistencia médica tanto nacional como internacional.

“Por otra parte, hay elementos que en muchas ocasiones la población desconoce y es que es muy complejo tener un policlínico o un consultorio para 100 habitantes porque esa institución requiere de un grupo de recursos, insumos, instrumentos y material médico que es imposible continuar sosteniendo cuando hay otro servicio de salud relativamente cercano a este, además de que significa más salario.

“Tampoco es posible continuar manteniendo un consultorio para un grupo pequeño de habitantes por circunstancias ajenas al sistema de salud como los caminos en mal estado o la falta de transporte. ¿Qué sí nos corresponde?, ser capaces de retribuir con un servicio de excelencia a los pacientes que acudan a las unidades que se definieron.

“Es cierto que hoy hay muchas personas inconformes con la distribución, pero no se puede tener a todo el mundo cerca una unidad médica solo por comodidad. Si yo tenía el cuerpo de guardia en la esquina de mi casa y ahora me lo alejaron cinco cuadras más, es más molesto, pero el servicio está disponible y no estamos subutilizando a un profesional necesario”.

El proceso también incluyó como una de las facilidades para el acceso de los pacientes a las distintas especialidades acercar los médicos de estas ramas a la APS. ¿Cuáles aún son las especialidades más deficitarias en la provincia?, y ¿qué estrategias de formación se prevén?

“Las especialidades que deben asistir a la atención primaria de salud son las que forman parte del equipo básico de trabajo, integrado por un especialista en MGI, uno en Medicina Interna, otro en Ginecología y Obstetricia, un Clínico, un Pediatra, un Psicólogo, un trabajador social y un especialista en Higiene y Epidemiología, todos de conjunto, encargados de suplir las demandas de entre 10 y 15 consultorios.

“Como insatisfacción se encuentra el hecho de que en la provincia tenemos alrededor de 15 grupos de trabajo incompletos (con una o dos especialidades en falta) de los 66 existentes. En este sentido se desarrolla un proceso formativo que en un período de 3 años debe suplir estas necesidades.

“El resto de las especialidades que tienen proyecciones comunitarias, entre las que se incluyen Cardiología, Gastroenterología, Cirugía, Urología, Oftalmología y Ortopedia, entre otras, también se han ido organizando de forma que no sean servicios centralizados en los hospitales, sino que también se realicen consultas en la atención secundaria, logrando de este modo que en los hospitales se atiendan los pacientes post-operatorio o el egresado que luego se sigue por su área de salud”.

A la APS le corresponde entre sus obligaciones guiar al paciente por el sistema en caso que su dolencia no pueda ser resuelta en el consultorio médico. Sin embargo, la aglomeración de personas en los cuerpos de guardia y las consultas en los hospitales continúa. ¿Es solo un problema de indisciplina ciudadana?

“Lamentablemente este es un mal que no se resuelve en cuestión de días, en primer lugar porque las personas suelen ir a la unidad asistencial que más cerca les quede, en segundo lugar donde vea que le resuelvan su problema y en tercer lugar esto es el resultado de no haber desarrollado una mayor cultura en la población respecto a este tema.

“Hoy después que un paciente está en un cuerpo de guardia de un hospital, aún cuando no pasó por su consultorio médico, usted no vira al paciente, porque esa dolencia hay que atenderla y esto complejiza la situación. Por supuesto la parte que nos corresponde es lograr que nuestros consultorios médicos tengan las condiciones óptimas o mínimas indispensables para garantizar la asistencia médica del paciente, que nuestros profesionales en la APS estén bien formados, con todos los principios éticos que caracteriza a la salud médica cubana, que sean cada día mejores, más responsables y capaces de conducirlo por el proceso y que el paciente se sienta atendido. Es decir, el principal trabajo es educar a la población, pero a la vez trabajar en función de que nuestros médicos nos den garantía en la calidad de la asistencia.

“También hay que erradicar un mal que aún se nos da como es el hecho de que un paciente tenga que auto gestionarse algún examen o prueba o un servicio que no lo tenemos en la provincia; la responsabilidad de que ese paciente reciba la atención en el otro centro y la gestión entre amabas instituciones de salud depende cien por ciento de nosotros, incluida la ambulancia para los hospitalizados”.

En caso de alguna violación tanto de un paciente, de un acompañante o de un trabajador del sector, ¿qué se hace?

“Nada queda impune. Ante cualquier situación siempre se realiza un análisis y en dependencia de la gravedad se evalúa la sanción o se toman las medidas organizativas para que no se reitere. Al respecto, exhortamos al pueblo a cumplir lo que está normado. Aunque también estamos conscientes de que aún nos falta mucho por cambiar en el sistema y de que la perfección en la salud es muy difícil lograrla, pero insistiremos en mantener el rigor, la eficiencia y la calidad en los servicios asistenciales, porque esa es nuestra razón de ser”.

Acerca de cmkx1938
Emisora provincial de Granma, Cuba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Universal de Cuba

En la red desde el 1ro de diciembre de 2003

Homo Universalis

Solo un Blog.

Siendo Cubano

Cuba, ¿qué sería de ti, si hubiéramos dejado morir a tu Apóstol?

Multiversal

un blog de Pablo Giordano

lizzzbell.wordpress.com/

Sitio cultural y artístico

Acercando la Historia a sus protagonistas

Acercando la Historia a sus protagoniasta

ZONA de STRIKE

AQUÍ SOLO HABLAMOS DE BÉISBOL

Oasis de isa

Una pinareña que cronica la realidad de su tierra

La Joven Cuba

Un blog de jóvenes universitarios que opinan sobre la realidad cubana

La Polémica Digital

Espacio para debatir sobre Cuba

Así es Cuba

Verdad, solidaridad y heroísmo

Pro-sesos

EIS - PUCESA

QuéLeer

Literatura para no literatos

A %d blogueros les gusta esto: